Novedades

El pasado 15 de noviembre, el gobernador formoseño, Gildo Insfrán y el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación, Juan Cabandié, habilitaron una nueva planta de clasificación y tratamiento de RSU construida por DEISA. Esta importante obra ambiental se encuentra en la ciudad de Formosa, donde antes era un basural a cielo abierto.

Las obras civiles que componen el nuevo GIRSU (Centro Ambiental de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) están compuestas por un módulo inicial de relleno sanitario para disposición final de residuos sólidos urbanos durante cinco años. Este sector cuenta con tres cavas con membrana impermeabilizada de 52 mil metros cuadrados. La obra también incluye piletas de lixiviado para tratamiento de líquidos con capacidad para 50 mil litros y una planta de separación mecanizada de 840 metros cuadrados. Ésta consta de una cinta de separación con 20 tolvas, una guillotina de neumáticos, una chipeadora y dos prensas verticales para plástico, cartón, latas, etc.

Además, la nueva planta tiene un área de administración con garita para el balancero, oficina, baños, SUM, cocina, comedor y vestuarios, un galón de acopio y otro de mantenimiento con pañol, sala de máquinas, sistema contra incendios y oficina. En lo que respecta al equipamiento, cuenta con una retroexcavadora, una topadora, una mini cargadora, una compactadora, un tractor de 110 hp, una pala de arrastre, tres camiones y un grupo electrógeno.

Vale recordar que la obra para esta planta de separación de residuos, relleno sanitario y saneamiento del basural a cielo abierto, posee un programa social que mejora la calidad de vida de más de 150 recuperadores urbanos. Los mismos acceden a un trabajo formal a través de planes de inclusión social orientados a la reinserción laboral y capacitación del personal de la planta.

Fuente: NEA HOY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.