Plantas para el tratamiento de los residuos  de aparatos eléctricos y electrónicos

Las plantas para el tratamiento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, se dimensionan a medida de las características, necesidades  y requerimientos de los procesadores.
Con la experiencia que nos caracteriza podemos indicar que todas las plantas son distintas, requiriendo de un análisis previo importante para lograr dimensionar la planta adecuada que cubra las necesidades planteadas.
DEISA, con su conocimiento técnico, innovación tecnológica y experiencia comprobada, garantiza entregarle a Ud. un proyecto adecuado a su necesidad, tanto en tecnología como en presupuesto.
Por favor, tome contacto con nosotros aquí para que podamos colaborar con su proyecto.

Consideraciones generales

El procesamiento se inicia en una cinta de recepción de unidades, con 4 estaciones para preselección y desarme general.
Desde estas estaciones para preselección, los componentes se dividen en 3 grupos principales: tubos de rayos catódicos (CRT), plásticos y carcazas metalicas, y componentes específicos.
La linea de procesamiento de CRT continúa con una estación para el desmontaje de bobinas, y una estación para la limpieza del tubo, remoción de adhesivos y bandas antiexplosión.
Luego de esta preparación, el tubo es dividido en una estación de corte mediante hilo caliente en los sectores del cono (vidrio con plomo) y la pantalla (vidrio sin plomo).
El sector de cono (vidrio con plomo) se tritura en un molino, y se deriva a una máquina de limpieza en seco, tras lo cual el vidrio triturado limpio se descarga en contenedores para transporte a los compradores.
El sector de pantalla se envía a una estación de limpieza de polvos fosforados, donde se retiran esos polvos mediante una aspiradora manual, tras lo cual se tritura el vidrio en un molino y se descarga en contenedores para transporte a los compradores.
Las carcazas metálicas y los plásticos se envian a una cinta de clasificación y depuración, donde se retiran los componentes extraños que hayan quedado adheridos, y se separan los materiales ferrosos, las carcazas no ferrosas, y los plásticos segun los diferentes polímeros componentes. Los materiales clasificados se colectan en carros móviles y se envían luego a una compactadora horizontal alimentada manualmente.
Los componentes específicos se envian a una cinta de clasificación, donde se separan en las distintas fracciones: cables, placas de circuitos integrados, fuentes de alimentación, pilas y baterias, motores y micromotores, LCDs y otros. Los motores, transformadores y otros elementos con nucleo de acero y bobinas de cobre son desarmados en una estación específica dotada de un seccionador hidráulico.
Un sistema central de aspiración, con bocas en cada puesto de trabajo, permite capturar los polvos y gases que pudieran desprenderse durante el proceso.

Circuito de los RAEEs